espacio saWabona | DIY: La segunda vida del cambiador de Ikea
Espacio de desarrollo humano. Proyectos alternativos. Espacios no excluyentes
espacio, sawabona, diversidad, funcional, apoyo, persona, discapacidad, valencia, alboraia, infancia, adolescencia, formación
17380
post-template-default,single,single-post,postid-17380,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

DIY: La segunda vida del cambiador de Ikea

DIY: La segunda vida del cambiador de Ikea

Tenemos el placer de presentaros nuestra nueva sección DIY, hazlo tú mismo, un espacio fresco y creativo en el que dejar constancia de nuestros diseños para que puedan ser replicables. Sin intención de hacer intrusismo profesional, Sawabona se suma a la democratización del diseño y al valor de lo común .

Quien se haya dejado caer por Sawabona sabrá que el diseño estrella del juego libre es la escalera/tobogán pero, conscientes de que poca gente puede hacerlo dentro de casa, comenzamos marcándonos un Ikea Hacks: la transformación del cambiador de Ikea a mesa de trasvases. 

Necesitarás una sierra y una lija.

  1. Diseccionamos la madera a la altura de la base de la mesa más bajita.
  2. Lijamos los acabados.

Y … ¡voilà! el resultado es un conjunto de mesas evolutivas, a diferentes alturas, con la profundidad suficiente para colocar bandejas para los trasvases. Si además contáis con los accesorios del cambiador podréis utilizarlos de recipientes.

Para las propuestas en el interior hemos probado a disponer elementos de trasvase, en seco y líquido, que los niños y niñas irán cambiando de recipiente con la ayuda de diferentes utensilios:

– Arena, piñas, piedras, arroz, agua (como elemento natural) y estas bolitas de los hielos que les encanta coger con pinzas, cucharas o palas.

Encontraréis mucha información sobre los beneficios de los trasvases, estudiados por María Montessori en sus actividades de la vida práctica:

-Psicomotricidad fina, coordinación óculo-manual, autonomía…

Nosotras lo que os podemos contar es la observación de cómo los niños y niñas acceden a su momento de atención plena, absortos en su exploración, especialmente aquellos en la franja de edad de 0 a 3 años.  Y es que en Sawabona lo importante es cuidar a los niños y las niñas, cuidar sus momentos.

María Alonso.

Equipo Sawabona.

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment