espacio saWabona | pedagogias para todos
Espacio de desarrollo humano. Proyectos alternativos. Espacios no excluyentes
infancia, diversidad funcional, pedagogía, libre circulación, acompañamiento respetuoso
18803
post-template-default,single,single-post,postid-18803,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

libre circulación

Imagina que cada mañana acompañas a tu hijo a un lugar en el que puede ser libre; libre para moverse por todos los rincones, libre para acceder a los materiales y libre para elegir qué quiere o qué no quiere hacer.
Imagina que en ese lugar existen diferentes espacios y propuestas para que ella decida en cada momento dónde quiere estar y qué quiere hacer.
Imagina que a tu hija  que le gusta mucho saltar, tiene un espacio para saltar, que a tu hijo que le gusta dibujar, tiene a su disposición todo lo que precisa para dibujar.
Imagina que están en un espacio donde cada niño y cada niña SON IMPORTANTES, y se sienten seguros, cuidados, cuidan a sus compañeros y también del espacio que los cuida a todos y a todas.
Todo esto que has imaginado es real y se llama LIBRE CIRCULACIÓN.
No es nada nuevo, tiene ya más de un siglo cuando pedagogos importantes de la época, como María Montessori, Freinet, Dewey y Ferrer i Guardia, entre otros,  pretendían desarrollar una educación activa centrada en los intereses de todos los niños y las niñas.
«Si queremos apoyar a un niño, debemos proveerlo de un entorno que le permita desarrollarse libremente» María Montessori.
Así la libre circulación se ha convertido en una práctica pedagógica, en la que los niños y la niñas pueden moverse libremente por los diferentes lugares del espacio, eligiendo en cada momento dónde quieren estar, según sus preferencias, intereses…
¡Cuidado!, no debemos caer en el error de confundir la libre circulación con la falta de límites. Aquí, en Sawabona dibujamos los límites del  CUIDADO y nos cuidamos, se cuidan, cuidamos nuestro espacio… hay límites que favorecen un espacio seguro para todos, desde el respeto, a uno mismo, al espacio y a los demás.
En Sawabona, cada mañana los niños y las niñas  deciden en cada momento qué les apetece hacer, en qué espacio quieren jugar, si quieren salir, entrar, esconderse, tirarse por el tobogán, curiosear, dibujar, experimentar… taaaantas cosas como esas cabecitas pueden imaginar.
Es entonces cuando la libre circulación se convierte en una herramienta para el desarrollo de cada uno, que les permite  conectar con sus necesidades, con la autodeterminación y el aprendizaje, todo ello desde un acompañamiento respetuoso.
La libre circulación es también es una herramienta para dar respuesta  todo tipo de diversidades: motoras, funcionales, de intereses, de capacidades, de maneras de acceder al conocimiento…
¡Un día, lo imaginamos y al otro era realidad!, ¿quieres saber cómo lo hicimos?. Apúntate a nuestra próxima formación PEDAGOGÍAS PARA TODO/AS: La libre circulación como herramienta.

Vanesa Beltrán

Equipo creativo sawabona

No Comments

Post A Comment