espacio saWabona | MIEDO: A LA DIVERSIDAD.
Espacio de desarrollo humano. Proyectos alternativos. Espacios no excluyentes
espacio, sawabona, diversidad, funcional, apoyo, persona, discapacidad, valencia, alboraia, infancia, adolescencia, formación
18579
post-template-default,single,single-post,postid-18579,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

MIEDO: A LA DIVERSIDAD.

MIEDO: A LA DIVERSIDAD.

MIEDO: A LA DIVERSIDAD

El Miedo no siempre está en la oscuridad…

Hemos fabricado un sinfín de miedos, tememos a  la diversidad, la diferencia, todo aquello que se sale de la norma es un error, eso nos han ido inculcando. (Nos han estado mintiendo).

Las razones, múltiples y extensas, no ahondaré en ellas, no es el fin de estas líneas, solo a modo reducido,  un apunte,  la historia de la diversidad (anteriormente mal llamada, subnormalidad, deficiencia, minusvalía, discapacidad) es una historia de segregación, estigmatización, persecución, una historia de control político, social, económico, en una sociedad que reforzó y ensalzó una percepción negativa de las personas con diversidad, esto y mucho más es parte de la historia,  donde  se gestó el miedo, vale la pena  estudiarla.

Las personas con diversidad  han vivido o viven sin reconocimiento,  sintiendo a menudo el desprecio, la pena, la putada, llenas de atribuciones y juicios provocadas en la mayoría de los casos por ignorancia. Ya es suficiente.

No hace tanto se sumó la educación con las escuelas especiales, un lugar para las personas con “…” problemas, enfermas, generando así espacios excluyentes (aún mantenidas a día de hoy, un sin-sentido) que nos alejan unos de otros, donde la sociedad  entendió  y entiende que deben estar separados del resto, así fuimos-vamos creciendo, con miedo a las personas,  ese que trae el desconocimiento.

MIEDOS de toda clase y colores

En la escuela

A que distraiga, a que  pegue, a que retrase el nivel, a que no se qué hacer, a no poder con todos + 1, al descontrol, a que moleste, a la estereotipia, a qué hago ahora,…

En el parque

A no sé qué tiene , a lo que hace, a lo raro, a si agrede, a si muerde, a si quita el juguete, a si está enfermo…

En la familia

A no saber que pasará, a dónde llegarán,  a la incertidumbre, al agotamiento, a perder relaciones, a la invisibilidad del  hijx, a las miradas, a las risas feas, a lo incierto…al mundo de afuera.

En lo laboral

A que dé más trabajo del que haga, a que no sepa, a que distraiga, a que no sea productivo, a lo lento….

En el restaurante

A la incomodidad de los otros, al cuadro, a la vergüenza, a que le-nos miren mal….

Y así podríamos seguir en cada espacio cotidiano,  son tan solo una muestra de miedos, hemos escuchado estas palabras, son reales, tan reales como los miedos,  palabras que van  ligadas al cuerpo, un cuerpo que en algún lugar consciente o inconsciente carga con el miedo y desde ahí  siente y actúa.

Hay que conversar sobre el miedo en torno a  la diversidad, las cosas no cambian cuando el miedo está presente, el miedo estanca, hay que  pararse a escuchar,  poner sobre la mesa, afrontar los sustos y temores,  sólo así podremos  madurar, avanzar, que ya es hora de que esta sociedad madure, las personas lo merecen.

Va siendo hora de que lo diferente deje de ser incomodo.

Las personas con diversidad no son una amenaza para nadie.

Las instituciones caminan lentas y tenemos prisa (recuerden que somos finitos, nos morimos)  por permitir a las personas ser personas tal cual son, tal cual somos.

 Conversemos con el otro, juntos…en la escuela, con los niños y niñas, con los maestros, en la calle, en las empresas… provoquemos espacios amables de transformación, cambiemos la realidad.

CONVERSEMOS, TRANSFORMEMOS, ACTUEMOS.

Coni.

Equipo Creativo Sawabona.

Foto: Oneka Tirado, cedida por Lurdes Hueta.
No Comments

Post A Comment